Una enfermera de Pediatría del Hospital Costa del Sol, reconocida por el Ayuntamiento de Ojén con motivo del Día Mundial de la Salud

0
104

La enfermera del área de Pediatría y Neonatología del Hospital Costa del Sol, Isabel María Lanza Suárez, ha recibido un reconocimiento del Ayuntamiento de Ojén por su vinculación con el municipio y su implicación en el ámbito de la salud. El acto ha tenido lugar durante la celebración de la sexta edición de ‘Ojén por la Salud’ con motivo del Día Mundial de la Salud.

En esta ocasión, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha elegido para 2019 un lema que se centra en la importancia de la atención primaria, dentro de la campaña de ‘Cobertura Universal’ que desarrolla esta misma organización desde hace dos años. Con este hilo conductor, esta institución internacional quiere concienciar sobre la importancia de tener acceso a los recursos sanitarios más básicos y conseguir así sociedades desarrolladas, algo de lo que carece cerca de la mitad de la población mundial.

Además de la enfermera del Hospital Costa del Sol han sido también reconocidos un enfermero del consultorio de Ojén, José Vicente Merino; la enfermera gestora de casos del Distrito Sanitario de Atención Primaria Costa del Sol, Isabel María Pacheco; y la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI).

Durante el evento, la enfermera del Consultorio de Ojén, María Cintrano ofreció una ponencia bajo el nombre “Atención Primaria de la Salud. ¿Qué necesitamos para estar sanos?”, en relación al ya mencionado tema que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha elegido para el año 2019.

Tras esta charla, se celebró el reconocimiento de los homenajeados en esta jornada. En este sentido, durante su intervención Isabel María Lanza hizo hincapié en la importancia de la formación constante en una profesión “que no puede ser otra cosa que vocacional”. Además, amenizó su intervención con anécdotas de su extensa carrera como la de un jovencísimo papá que hacía gala de tener la misma cartilla infantil (aquélla que poseen los menores de 14 años) que la que le habían entregado por su hijo recién nacido.

Por su parte, José Vicente Merino, dio las gracias de poder terminar su carrera en un lugar tranquilo volviendo a sus raíces, después de lo que supuso sus comienzos en Madrid, y repitió emocionado “estoy encantado de cuidaros a todos vosotros”.

La intervención de Isabel María Pacheco, fue también muy emotiva y dedicó el reconocimiento a sus padres “sin cuyo apoyo no podría haberme dedicado a esto” y a mi “segunda familia, mis compañeros de Leganitos”.

Por último, los representantes de la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil quisieron ellos mismos rendir un homenaje al apoyo que desde el Ayuntamiento de Ojén y sus vecinos siempre se les ha prestado.

El acto contó con la asistencia del alcalde de Ojén, José Antonio Gómez, que estuvo acompañado de numerosas autoridades vinculadas al sector sanitario, tanto del Centro de Salud de Las Albarizas, al que pertenece el Consultorio de Ojén; como de Leganitos, del Hospital Costa del Sol y del Distrito Sanitario que arroparon a los homenajeados.

Añadir comentario