Una Europa contundente pone contra las cuerdas a EEUU en la PING Junior Solheim Cup

0
284
.

Europa ha puesto contra las cuerdas a Estados Unidos en la jornada inaugural de la PING Junior Solheim Cup que se celebra en el Old Course de La Zagaleta.

La afirmación se basa en un dato incontestable -8,5 a 3,5 al final del primer día- que obliga a las estadounidenses a obrar una remontada épica en la segunda ronda, donde precisa ocho de los doce puntos en juego en los partidos individuales para obtener la victoria y, de paso, restañar la afrenta del triunfo europeo en suelo americano en 2021.

Para llegar a ello, las chicas capitaneadas por Gwladys Nocera ofrecieron un recital que careció de adecuada respuesta por parte de su rival en los partidos matinales. Y ningún mejor ejemplo que lo acontecido en el arranque del duelo.

Tee del hoyo 1, 08:15 horas, tensión ambiental evidente ante el comienzo de la PING Junior Solheim Cup, la competición femenina Sub 18, antesala de la Solheim Cup, que también levanta pasiones.

La castellonense Rocío Tejedo, con la seguridad que le caracteriza, tiene el honor de dar el golpe inaugural de la competición. El impacto es soberbio y la bola acaba muy lejos en el centro de la calle. Su compañera Andrea Revuelta realiza un sensacional golpe de aproximación que lleva la bola en green a seis metros de bandera. Rocío Tejedo, implacable, emboca mediante un putt rectilíneo que genera las primeras grandes ovaciones. Birdie.

En el mismo partido, la estadounidense Megan Meng envía la bola de salida a una zona arbolada desde la que sale con dificultades su compañera Irene Kim. No hace falta decir que el equipo europeo, de la mano de las dos inmisericordes españolas, se apunta el hoyo.

Así se fraguó el inicio de una jornada matinal donde las golfistas europeas, todas a una, en mayor o menor medida, arrasaron a las estadounidenses en los partidos foursomes. La capitana Gwladys Nocera situó en vanguardia a Rocío Tejedo y Andrea Revuelta muy consciente de que su calidad y su compenetración iba a generar réditos, impulsando al resto de sus compañeras y generando presión en un combinado norteamericano completamente desarbolado.

El efecto fue demoledor, con registros que provocaban vértigo, un tsunami deportivo que las jugadoras norteamericanas eran incapaces de contrarrestar. Mirar el marcador parcial de las españolas Tejedo – Revuelta producía admiración. Uno, dos, tres, cuatro de ventaja en los cuatro primeros hoyos, una renta ampliada a seis en el paso por el 10 y duelo finiquitado en el hoyo 12 con un impresionante 8/6. De récord.

Por si fuera poco, el resto del equipo europeo, envalentonado por las noticias procedentes del primer partido, amilanadas por lo mismo las componentes del combinado norteamericano, puso en marcha una maquinaria demoledora. Las diferencias no eran tan grandes, pero ninguna de las parejas estadounidenses logró fraguar lo que hubiese sido una reacción esperanzadora.

La situación no daba para más. Todas a comer con un marcador tan significativo como contundente, 5,5 a 0,5, y la sensación de que la fiesta europea, ya por la tarde, iba a continuar.

Amy Alcott, capitana norteamericana, introdujo todo tipo de cambios en la configuración
de los partidos con la intención de frenar la sangría. El primer objetivo era detener el empuje de Rocío Tejedo – Andrea Revuelta, de nuevo situadas de avanzadilla en los duelos fourballs.

Para ello ubicó a Elisabeth Rudisill y Kathryn Ha como muro de contención, una táctica positiva -las españolas, por la tarde, no encontraron el camino del éxito que por la mañana era autopista de cuatro carriles- si no fuera porque en el resto de emparejamientos la situación, como por la mañana, era poco halagüeña y por momentos desesperada.

No obstante, esas primeras rentas cortas en la gran mayoría de los partidos a favor de Europa dieron paso a un marcador parcial cada vez más estrecho donde las norteamericanas, por fin, dieron muestras del potencial que llevan dentro, con punto decisivo a su favor en el duelo que involucraba a Anna Cañadó, un final de infarto resuelto en el mismo hoyo 18.

Así las cosas, la historia de la jornada concluyó como empezó la tarde, con amplia ventaja de Europa. Por momentos arrasó sin piedad a Estados Unidos, pero su reacción final genera prudencia. Lo dice Cloe Amión, la única española que ha contribuido a sumar dos puntos en la jornada: “en 2021 ya pasó. Tenían mucha ventaja, pero al final Europa protagonizó una gran reacción”.

Efectivamente, en golf, cuidado, en ocasiones se ha obrado el milagro, aunque las pupilas de Gwladys Nocera no parecen estar por la labor. ¡Vamos Girls!

ALREDEDOR DEL GREEN
La segunda victoria consecutiva europea, a tiro
La PING Junior Solheim Cup, competición bienal que data de 2002, ha registrado durante muchos años victorias estadounidenses. El balance, de siete triunfos norteamericanos por tres europeos y un empate, podría estrecharse de mediar una victoria de Europa que parece al alcance de las pupilas de Gwladys Nocera. Los resultados positivos de 2003, 2007 y 2021 -ésta última, la primera de la historia en suelo americano- indican que, por primera vez en la historia, Europa está en disposición de ganar por segunda edición consecutiva.

Presentación primorosa del Old Course de La Zagaleta
Las jugadoras que participan en la presente edición de la PING Junior Solheim Cup se han encontrado con un campo impecable, con un nivel de mantenimiento extraordinario que ha generado muy positivos comentarios desde el mismo inicio de la competición. La responsabilidad de esa primorosa presentación corresponde a Nacho Castro, head greenkeeper de La Zagaleta, y su equipo integrado por 32 personas, que han realizado un esfuerzo adicional para que todo sea impecable. “Este campo siempre está en magnificas condiciones, preparado para cualquier tipo de evento. En este caso, lo más complicado ha sido afrontar este reto en una época del año poco favorable, dada la escasa publiometría y la gran salinidad del agua con que se riega. Pero el resultado, a pesar de ello, ha sido muy satisfactorio”.

Amy Alcott, la capitana norteamericana que se tiró al lago
El equipo estadounidense cuenta entre sus filas, ejerciendo de capitana, a una golfista de enorme prestigio, con muchos triunfos a lo largo de su prolífica carrera desarrollada fundamentalmente en el LPGA. Al margen de su destacado currículo deportivo, Amy Alcott cuenta en su haber con una curiosa anécdota dentro del golf femenino, que reposa en el hecho de que, en una ocasión, tras conseguir una de sus victorias, su caddie la incitó a lanzarse al lago para celebrarlo, algo que hasta ese momento no se había realizado y que, desde entonces, se ha convertido en una de las formas más habituales de festejar el triunfo. ¿A que no te tiras?, le dijo su caddie. Y Amy Alocott se tiró.

Helen Briem, una jugadora de altura
Durante la reciente final del Girls British Amateur, en la que participó la española Martina Navarro, ya llamó la atención el físico imponente de la alemana Helen Briem, casi dos metros de altura que le permiten alcanzar enormes distancias en sus golpes con el drive. La presencia de la golfista germana también ha llamado la atención en esta PING Junior Solheim Cup, donde literalmente saca la cabeza a sus compañeras de equipo y rivales. Independientemente de este hecho, luego, lo más importante, es que juega maravillosamente al golf, dominando, además del driver, todo tipo de palos.

FOURSOMES 18 SEPTIEMBRE: Europa, 5,5 – Estados Unidos, 0,5
Rocío Tejedo – Andrea Revuelta (Europa) ganan a Megan Meng – Irene Kim (USA) por 8/6
Exhibición española, exhibición europea. Un primoroso birdie en el hoyo 1 de Rocío Tejedo y Andrea Revuelta constituyó el inicio de una exhibición sin fin. El desenlace, culminado en el hoyo 12, evita comentarios adicionales. Una apisonadora que destrozó la resistencia norteamericana desde el principio hasta el final. Su acelerado triunfo infundió ánimos en el resto del equipo europeo.

Anna Cañadó – Nora Sundberg (Europa) empatan con Yana Wilson – Jasmine Koo (USA)
Aunque la iniciativa, en el primer hoyo, corrió a cargo de las estadounidenses, la pareja europea llevó la iniciativa durante gran parte del único partido que llegó al hoyo 18. La máxima renta, de dos hoyos, se reprodujo en muchas ocasiones, hasta el hoyo 11, momento en el que las americanas comenzaron a ofrecer una dura resistencia premiada con un empate en el hoyo 15 que se prolongó hasta el 18.

Francesca Fiorellini – Denisa Vodickova (Europa) ganan a Elisabeth Rudisill – Ryleigh Knaub (USA) por 2/1
Total igualdad hasta el hoyo 7, momento en el que la italiana y la checa arañaron una corta ventaja que alcanzó su cenit con tres de renta en el 10. Las europeas supieron administrarla muy bien durante la segunda vuelta a pesar de los repetidos intentos de las norteamericanas por revertir la situación. El duelo concluyó merecidamente del lado europeo en el hoyo 17.

Helen Briem – Yana Beeli (Europa) ganan a Gianna Clemente – Anna Davis (USA) por 3/2
De forma simultánea, ya que iban un hoyo por detrás, la alemana Helen Briem y la suiza Yana Beeli sumaron otro importante punto al casillero de Europa. Un comienzo dubitativo dio la iniciativa a Estados Unidos, una situación que cambió de bando en el hoyo 5. A partir de ahí, marcador como diente de sierra antes de que las europeas afianzasen, desde el hoyo 12, una ventaja de dos hoyos que se mantuvo hasta el final.

Cloe Amión – Savannah de Bock (Europa) ganan a Anna Song – Kathryn Ha (USA) por 2/1
Con tres puntos ya asegurados por parte del equipo europeo, llegó el cuarto de la mano de la valenciana Cloe Amión y la belga Savannah de Bock, un soporte fundamental en un triunfo importante que tuvo que esperar hasta la conclusión del hoyo 17. Antes, como en otros partidos, ligera ventaja europea que llegó a nivelarse en el hoyo 13. Pero fue un espejismo, ya que Cloe y Savannah volvieron a imponer su ley.

Meja Ortengren – Josefin Widal (Europa) ganan a Asterisk Talley – Leigh Chien (USA) por 2/1
Uno, dos y tres hoyos de ventaja constituyó la renta acumulada por las europeas en los primeros hoyos antes de gestionar esa renta a la perfección. Las norteamericanas llegaron a igualar en el marcador, pero, como en otros partidos, fue reaccionar antes de perder, en su caso en el hoyo 17, un importante punto más para Europa en esta mañana triunfal.

FOURBALLS 18 SEPTIEMBRE: Europa, XXX – Estados Unidos, XXX
Rocío Tejedo – Andrea Revuelta (Europa) pierden ante Elisabeth Rudisill – Kathryn Ha (USA) por 3/2
Las triunfadoras de la jornada matinal no encontraron la fórmula para repetir el éxito por la tarde. Desde el primer momento fueron contra corriente y su capacidad de conseguir birdies se retrajo considerablemente, circunstancia aprovechada al máximo por las norteamericanas, que controlaron el duelo en todo momento.

Francesca Fiorellini – Denisa Vodickova (Europa) ganan a Anna Song – Megan Meng (USA) por 4/3
Repitieron como pareja y repitieron resultado positivo, dos puntos en su haber que ponen de manifiesto la solidez de su juego. Italiana y checa no dieron opción a sus rivales, aumentando poco a poco la ventaja a su favor hasta el resolver el duelo en el hoyo 15.

Anna Cañadó – Yana Beeli (Europa) pierden ante Gianna Clemente – Yana Wilson (USA) por 1up
Un empate por la mañana y una derrota por la tarde, en este caso en compañía de la suiza Yana Beeli, constituyó la contribución de la tarraconense Anna Cañadó. Ambas mantuvieron a raya a sus rivales durante la práctica totalidad del recorrido, si bien su iniciativa se puso primero en peligro cuando las norteamericanas empataron el duelo entre los hoyos 12 y 14, paso previo antes de rematar a las europeas, en un final de infarto, en el hoyo 18.

Cloe Amión – Josefin Widal (Europa) ganan a Asterisk Talley – Leigh Chien (USA) por 2/1
La risueña valenciana fue la única española que contribuyó a sumar dos puntos en la primera jornada de competición. Por la mañana estableció una magnífica conexión con la belga De Brock y por la tarde con la sueca Josefin Widal. Ambas controlaron en todo momento las propuestas de Talley y Chien, con una desventaja insalvable a partir del hoyo 13.

Helen Briem – Savannah de Bock (Europa) ganan a Irene Kim – Ryleigh Knaub (USA) por 5/4
Nada frenó la demoledora acción combinada de la pareja germano-belga. Ambas se compenetraron a la perfección para decantar el duelo a su favor con creciente facilidad. Muy duro para las americanas comprobar que, hoyo tras hoyo, la solidez de las europeas era inquebrantable. El duelo se decidió en el hoyo 14.

Meja Ortengren – Nora Sundberg (Europa) pierden ante Jasmine Koo – Anna Davis USA) por 3/2
La pareja sueca fue de nuevo la apuesta del último partido de Gwladys Nocera. Las nórdicas respondieron con eficacia durante gran parte del recorrido, pero su rendimiento perdió enteros desde que las norteamericanas igualaran la contienda en el hoyo 8. Volvieron a tener opciones, pero las perdieron en una recta final donde todo adquirió el color de las barras y estrellas.

ANTE EL MICRÓFONO
Cloe Amión: “No hay que confiarse, que en 2021 una gran reacción le dio el triunfo a Europa”
Contenta con la actuación del equipo europeo en general, contenta por su actuación personal -la única española que sumó los dos posibles puntos en juego-, Cloe Amión expresó su satisfacción “por un debut que no me había podido imaginar. He jugado muy bien y me he compenetrado mucho con mis compañeras tanto por la mañana como por la tarde. El resultado es amplio, sí, pero no hay que confiarse, que en 2021 una gran reacción en la segunda jornada le dio el triunfo a Europa”.

**Fotos de la organización.-