Uno de los principales retos en el tratamiento del mieloma es que los pacientes vivan más y mejor

0
52

La curación del mieloma múltiple es el objetivo de los hematólogos que se dedican al diagnóstico y al tratamiento de los pacientes con esta enfermedad. “Las tasas de respuesta son muy altas y muy profundas, y esto se asocia a más supervivencia libre de enfermedad y a mayor supervivencia global. Es una de las enfermedades que más se está investigando y el futuro es esperanzador”, afirma la doctora María Casanova, hematóloga del Hospital Costa del Sol de Marbella.

La especialista ha participado en la jornada informativa ‘El mieloma en primera persona’, celebrada en Málaga, y organizada por la Comunidad Española de Mieloma Múltiple (CEMMP), donde los pacientes y sus familiares han podido conocer los últimos avances y consultar sus dudas sobre esta enfermedad. El mieloma es un cáncer de sangre incurable que afecta a unas 12.000 personas en España, con 2.000 nuevos casos diagnosticados cada año.

“El conocimiento de nuevos mecanismos de acción ha favorecido el desarrollo de nuevos fármacos, como los inhibidores de proteasoma, los inmunomoduladores o los anticuerpos monoclonales, que han duplicado la supervivencia global de los pacientes”, asegura María Casanova. Aunque el pronóstico es variable, la especialista detalla que, actualmente, esta supervivencia es de entre seis y siete años. La mayoría de los pacientes sufre varias recaídas, pero uno de cada diez tiene una excelente respuesta al tratamiento de primera línea y es posible que no recaiga nunca: “Son los llamados ‘funcionalmente curados’ y nuestro objetivo es que este porcentaje de ‘curados’ llegue a ser superior al 50%”.

Así son los pacientes con mieloma múltiple

Como explica la hematóloga del Hospital Costa del Sol de Marbella, el mieloma múltiple es una enfermedad del paciente mayor (la mediana está en 69 años) aunque puede afectar a personas de menor edad. “En pacientes jóvenes (hasta 65-70 años) y con buen estado general, se intenta administrar un tratamiento más intensivo que incluye la inducción con nuevos fármacos en combinación. Suele utilizarse, de manera conjunta, un inhibidor del proteasoma, un inmunomodular y un corticoide durante 4-6 ciclos, el autotrasplante de médula ósea y, posteriormente, intentar una consolidación y mantenimiento. En los pacientes en los que el trasplante no se recomienda por su edad (más de 70 años) y/o comorbilidades se utilizan nuevos fármacos también en combinación y, si es posible, tratamientos continuos”, indica.

Teresa Regueiro, presidenta de la Comunidad Española de Pacientes de Mieloma Múltiple (CEMMP), señala que “un paciente bien informado y que comparte experiencias con otros afectados puede manejar mejor la situación por la que está pasando. En esta ocasión, hemos contado con algunos de los mejores expertos de Andalucía para que los pacientes y sus familiares puedan interactuar con ellos y preguntarles directamente sus dudas, detalles sobre el tratamiento o nuevas opciones de ensayos clínicos”.

María Casanova añade: “Los pacientes con mieloma son grandes luchadores, corredores de fondo inagotables que desean la medalla de la vida y que hacen que los demás también luchemos por ella en nuestro día a día. Sus necesidades son muy heterogéneas, pero todos necesitan que se les escuche. Esta jornada nos permite acercarnos y compartir con ellos conocimientos, dudas, ilusiones y tiempo”.

Diagnóstico y tratamiento

Dado que los pacientes viven más, el reto también es que vivan mejor: “La introducción de fármacos específicos con mayor eficacia, seguridad, tolerabilidad y biodisponibilidad repercute de forma positiva en su calidad de vida. Es muy importante hacer un abordaje multidisciplinar del paciente, asegurar el control del dolor, la prevención y el tratamiento precoz de las infecciones, así como vigilar su estado nutricional y psicológico a lo largo de toda la enfermedad”.

Respecto al diagnóstico, la especialista comenta que “cada vez se conoce mejor la fisiopatogenia de la enfermedad y se incrementan y mejoran los medios para la detección precoz y monitorización. Se están desarrollando nuevas técnica más sensibles y precisas, como el análisis del perfil de expresión génica o los métodos de secuenciación masiva (NGS), que permiten una mejor caracterización de la enfermedad. Se están estudiando nuevas técnicas de imagen para mejorar el diagnóstico precoz de la enfermedad y pronosticar su evolución, como el TAC de bajas dosis, la RMN de cuerpo completo, la RMN de difusión y el PET-TAC con distintos radiofármacos. Además, desde Atención Primaria se pretende promover la normalización del uso de pruebas diagnósticas esenciales para la detección de la enfermedad, como el proteinograma”.

En esta sesión de ‘El mieloma en primera persona’ también han participado la doctora Ricarda García, hematóloga del Hospital Virgen de la Victoria de Málaga; Magdalena Alcalá, hematóloga del Hospital Carlos Haya de Málaga; Juan José Lahuerta, jefe de Sección de Hematología del Hospital 12 de Octubre de Madrid y coordinador del Grupo Español de Mieloma (GEM); Antonia García Nieto, psicóloga de la Fundación Biomédica de Cádiz; y Antonia Miranda, enfermera de la Unidad de Oncohematología del Hospital Costa del Sol de Marbella y responsable de la Unidad de Ensayos Clínicos.

Esta actividad, de asistencia gratuita, se ha llevado a cabo en el Hotel NH Málaga y forma parte de una serie de jornadas sobre el mieloma múltiple organizadas por la CEMMP, que se están realizando en diferentes ciudades españolas.

Añadir comentario