Vithas Costa del Sol celebra el Día de la Felicidad con abrazos y música para todo el mundo

0
375

Los centros de la Costa del Sol del grupo Vithas han celebrado el Día Internacional de la Felicidad, una jornada dirigida a los profesionales del hospital, a pacientes y familiares.
Esta iniciativa fue proclamada por la ONU en el 2012 con el objetivo de llevar a cabo en este día actividades que ayuden a reconocer la relevancia de la felicidad y el bienestar como aspiraciones universales de los seres humanos, y la importancia de su inclusión en las políticas de gobierno de las empresas, de los países y de la sociedad en general. El día de la felicidad se ha celebrado durante 4 años en el Hospital Vithas Xanit Internacional y este año, por primera vez, se traslada al resto de centros que el grupo Vithas tiene distribuido por la Costa del Sol, el Hospital Vithas Parque San Antonio y los centros Vithas Salud.
“Estamos encantados, un año más, de organizar actos para concienciar que la felicidad no es lo que nos pasa, sino cómo interpretamos lo que nos pasa. Además, este año celebramos el día de la felicidad con especial ilusión. Por primera vez, vamos a trasladar la iniciativa al resto de centros que tenemos repartidos por la provincia”, explica Mercedes Mengíbar, Directora de Zona de Vithas Costa del Sol. “En 2012, Bhután, un país que reconoce la relevancia de la felicidad y el bienestar como aspiraciones universales de los seres humanos, propuso a la ONU establecer un día para reconocer la importancia de la felicidad y el 20 de marzo se celebra por primera vez el Día Internacional de la Felicidad. Un año después, Vithas Xanit se unía a la iniciativa, teniendo mucho éxito entre nuestros profesionales, pacientes y familiares, que siempre han participado activamente en las diferentes actividades que hemos organizado cada año. En Vithas Costa del Sol tenemos un modelo de hospital basado en la calidad y en las personas y estamos creando una cultura compartida donde podamos elegir ser felices. Entornos saludables y felices nos ayudan a dar lo mejor de nosotros mismos, y eso se refleja en una mejor Experiencia del Paciente”, añade Mercedes Mengíbar.
Profesionales, pacientes y familiares han podido disfrutar de actividades como la “corriente de donantes de abrazos” en la que más de 60 personas que han ofrecido un menú con ocho tipos de abrazos diferentes (abrazo de oso, abrazo en forma de sándwich, abrazo de corazón, grupal…) que cada persona ha podido elegir el que quiere recibir.
Además, la organización Músicos por la Salud ha estado presente en la jornada con microconciertos de piano y guitarra para profesionales, pacientes y familiares. Músicos por la Salud es un proyecto formado por músicos voluntarios que realizan pequeños conciertos en centros hospitalarios para tratar de mejorar la estancia de las personas enfermas.