Vuelta 2018: Mate sigue al frente de la Montaña aunque Mollena y Rolland recortan puntos

0
265

La Vuelta ha vivido una jornada frenética en su 11ª etapa, la más larga de la edición con un recorrido de media montaña de 207,8 kilómetros entre Mombuey y Luintra (Ribeira Sacra) que ha cumplido las expectativas. Después de más de 100 kilómetros de ataques constantes, una numerosa fuga se ha jugado la etapa, con triunfo para el ya triple vencedor en La Vuelta, Alessandro De Marchi (BMC Racing Team), mientras que Thibaut Pinot (Groupama-FDJ) ha estado a punto de poner en jaque el liderato de Simon Yates (Mitchelton-Scott) con su movimiento lejano.

La primera mitad de etapa ha sido infernal, a una media de 48km/h después de dos horas de etapa con dos puertos puntuables (el Puerto de Padornelo y el Alto do Covelo, de 3ª categoría) y con constantes ataques que se han sucedido durante más de 100 kilómetros hasta que no se ha consolidado el grupo de 19 corredores formando la fuga del día. Incluso Miguel Ángel López (Astana) ha tenido que estar 30 kilómetros persiguiendo el grupo de líder por un corte que le ha hecho perder cerca de minuto y medio.

En la escapada definitiva estaba el francés Thibaut Pinot (Groupama-FDJ), con solamente 2:33 perdidos en la general que le convertían en una amenaza para el asalto del liderato, junto a otros grandes escaladores como Bauke Mollema (Trek-Segafredo), con dos segundos puestos en lo que llevamos de La Vuelta, Rafal Majka (Bora-hansgrohe), Omar Fraile (Astana), Sergio Henao (Team Sky), Nicolas Roche (BMC Racing Team) y un Pierre Rolland (Education First-Drapac) que junto a Mollema ha empezado a remontar su desventaja en la clasificación de la montaña.

Cuando el grupo ha alcanzado más de 4 minutos de ventaja, a pie del tercer puerto del día, el Alto do Trives (2ª categoría), Movistar Team ha empezado a trabajar en su control en cabeza del pelotón. El equipo de Valverde y Quintana, segundo y tercero en la general, ha logrado alejar el peligro del liderato cuando se llegaba al puerto final, el Alto del Mirador de Cabezoas (3ª categoría), a pesar los diversos intentos de Pinot para seleccionar la fuga y ampliar su ventaja.

Allí ha sido cuando Alessandro De Marchi (BMC Racing Team) y el colombiano Jhonatan Restrepo (Katusha-Alpecin) han demostrado ser los dos corredores más fuertes de la fuga, coronando en cabeza el puerto final y rodando juntos hasta el alto no puntuable de Pombar, en los últimos 5 kilómetros de etapa, que ha sido el lugar en que el italiano, ganador de etapa en las ediciones 2014 y 2015 de La Vuelta, se ha marchado en solitario hacia su tercer triunfo parcial.

El grupo de los favoritos han entrado 2:02 por detrás, viéndose reducido a solamente catorce unidades después de la dureza y el alto ritmo en toda la etapa, con el líder Simon Yates (Mitchelton-Scott) entrando a salvo (Pinot solamente ha entrado 22 segundos por delante), y con la única víctima del alemán Emanuel Buchmann (Bora-hansgrohe), que ha cedido ocho segundos que le bajan al sexto puesto en la clasificación general.

–En la clasificación de la Montaña sigue líder el ciclista de Marbella LUIS ANGEL MATE( Team Cofidis) que hoy no puntuó con 60 puntos, seguido del norteamericano King( 33). Sí recortaron puntos los franceses
Mollema( Trek Segafredo) 30 puntos y Rolland(Team EF ) 26 puntos.