Ya tiene Guillermo del Toro su monolito en Málaga

0
427

El director mexicano Guillermo del Toro ha descubierto hoy su monolito en el Paseo Marítimo Antonio Machado donde figurará junto al resto de galardonados con el Premio Málaga – SUR. El cineasta ha levantado una gran expectación entre el público asistente. Junto al aclamado cineasta mexicano han participado en el acto el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, la concejala de Cultura Gemma del Corral, el director de Diario Sur, Manuel Castillo y el director del Festival de Málaga, Juan Antonio Vigar.

Guillermo del Toro (Zapopán, México, 1964), es uno de los cineastas más destacados de su generación. Reciente ganador del Oscar por La forma del agua, también tiene en su haber Globos de Oro, Bafta y premios Goya.


–Guillermo del Toro: “Si temes al ridículo nunca podrás reconocer lo sublime”
El director mexicano, que esta noche recibe el Premio Málaga- SUR, ha desgranado en una multitudinaria masterclass en el Palacio de Ferias y Congresos su visión del proceso de creación cinematográfica
El director mexicano Guillermo del Toro ha protagonizado en la tarde de hoy sábado una multitudinaria masterclass en el marco del 21 Festival de Málaga. El acto, que ha levantado un gran interés entre el público malagueño, ha servido de antesala a la gala en la que el cineasta recibe el Premio Málaga- SUR de esta edición del certamen. “Si temes al ridículo, nunca podrás reconocer lo sublime. Si temes al fracaso, nunca podrás reconocer el éxito”, ha señalado el cineasta, que se ha metido en el bolsillo al numeroso público que ha abarrotado el auditorio con su reivindicación del cine fantástico y las historias arriesgadas y personales.

Ha sido más de una hora y media de conferencia en la que Del Toro ha ido desgranando muchas de las claves de su manera de entender el cine, desde sus directores de referencia a su proceso creativo. El coloquio ha estado presentado por el director del Festival de Málaga, Juan Antonio Vigar y por el guionista, productor y director Antonio Trashorras, autor del libro Del Toro por del Toro (Ed. Luces del Gálibo) y coguionista de El espinazo del diablo, primer largometraje dirigido por Del Toro en España. Este acto ha servido como carta de presentación de este volumen que recopila el pensamiento del autor partiendo de diversas charlas mantenidas con el cineasta a lo largo de los años, así como de conferencias, clases magistrales y entrevistas tanto publicadas como inéditas.

“La mayoría de lo que nos evoca el cine no lo podemos expresar con palabras”, ha destacado Del Toro en el inicio de la charla, en la que ha destacado la fuerza de las imágenes para transmitir como el auténtico saber hacer de un director de cine. Del Toro ha mencionado en la charla a sus principales referentes creativos como Stanley Kubrick, Luis Buñuel, David Cronenberg, Michael Mann, Steven Spielberg, David Lynch, Francis Ford Coppola o Martin Scorsese, entre otros.

El director, que se ha referido en varias ocasiones al trabajo de realización como un “ballet entre los actores y la cámara”, ha reivindicado la importancia de la construcción de los personajes, desvelando que siempre realiza biografías completas de las vidas de todos los integrantes de sus historias para darles el trasfondo que permita tomar las decisiones de vestuario y de iluminación que marcarán la puesta en escena. “Nada es gratuito en las decisiones formales”, ha destacado el cineasta, que ha considerado que “lo más triste del mundo es un director de cine domesticado”. Del Toro ha revelado su predilección por las historias complejas, “contando varios mundos en una misma historia”.

El presupuesto como “estado mental”
El director también se ha referido al hecho de que La forma del agua haya contado prácticamente con el mismo presupuesto que El laberinto del fauno, realizada una década atrás, y ha considerado que “mucho de un presupuesto es un estado mental”. Del Toro ha considerado que es en los límites donde se puede encontrar la libertad creativa y ha criticado las campañas de marketing que acaban desvirtuando el contenido de las películas.

“El verdadero director es el que puede orquestar un accidente en el rodaje, que pueda pensar que es mejor que lo que tenía previsto”, ha elaborado Del Toro, para quien “el accidente siempre está ahí para ser identificado como oportunidad”. El realizador ha contado diversas anécdotas de errores ocurridos durante sus rodajes en los que acabó encontrando el tono que quería transmitir.

El cineasta mexicano también se ha referido al proceso de creación de los monstruos y las criaturas que pueblan sus películas, desvelando que le interesa que provoquen un “interés estético”. Del Toro ha criticado las historias de amor en las que la relación surge del cambio de los personajes, como La bella y la bestia y ha desvelado que prefiere que el amor surja de la aceptación de la esencia del otro, como ocurre en su más reciente creación, la oscarizada La forma del agua.

El director también ha desvelado, en tono jocoso, que nunca realizará publicidad. “Cuando me preguntan cómo vendería algo y respondo que pondría a dos fetos bailando se acaba la conversación. Lo que he aprendido es que los fetos no venden refrescos”, ha señalado el director ante la complicidad del público. Guillermo del Toro ha concluido la masterclass con un sonoro “¡Qué viva Málaga, cabrones!” entre los aplausos del público.

–Guillermo del Toro, homenaje a los monstruos imperfectos con el Premio Málaga
El director mexicano ha reivindicado que “ser falibles e imperfectos es lo más bello que puede ocurrirnos”
El director mexicano Guillermo del Toro ha sido el gran protagonista de la jornada del sábado en el 21 Festival de Málaga. El reconocido cineasta ha recogido el Premio Málaga -SUR de esta edición del Festival reivindicando que con “el cine fantástico se puede hacer poesía”, con una sentida intervención en la que ha reivindicado el valor de los monstruos como “santos patrones de lo imperfecto” y con la que ha puesto en pie al público que ha llenado el Teatro Cervantes.

La gala ha estado presentada por la actriz Paz Vega que ha definido como “monstruo con muchas cualidades positivas” al carismático director. La actriz ha destacado la fuerza de Del Toro para mostrarse siempre “de manera fiel” a su manera de entender el cine. Vega también destacó la capacidad del mexicano para combinar la fantasía y la realidad y destacó el uso de los monstruos como un reflejo de nuestros miedos. La presentadora también recordó que se cumplen ahora 25 años del premio que recibió el director en el Festival de Sitges.

Precisamente este aniversario ha servido a Del Toro para “celebrar los 25 años de este evangelio de los monstruos”, como ha definido el realizador a su carrera. Del Toro ha recordado el valor de estos personajes para “perdonarse y quererse como son” y ha considerado que “ser imperfectos y falibles es lo más bello que puede ocurrirnos”, momento que también ha despertado una ovación entre el público.

El director ha destacado su “relación fundacional” con el cine español. “Aquí en España recuperé la fe en la vida y en el cine”, explicó el director que situó dos de las películas realizadas en España, El espinazo del diablo y El laberinto del fauno, entre sus tres favoritas; un listado que se abre con su última creación, la oscarizada La forma del agua.

La gala ha contado con muchas sorpresas, como la presencia de Marisa Paredes y Ron Perlman para entregar la Biznaga al director mexicano. Previamente han subido al escenario cinco intérpretes con los que el director ha tenido una relación especial. Eduardo Noriega, Irene Visedo, Ivana Baquero, Fernando Tielve y Santiago Segura han tenido oportunidad de compartir con los espectadores el cariño y las anécdotas que les unen a Guillermo del Toro, que se ha mostrado muy agradecido.

También han participado en la gala, aunque desde la distancia por motivos de agenda, otras dos intérpretes que han compartido trabajos con el director, Ariadna Gil y Maribel Verdú, que han podido mandar un emotivo saludo a Del Toro.