Buchinger lanza ‘Digital Detox’ para reducir el estrés ligado a las nuevas tecnologías

0
379

Buchinger anima a sus pacientes a dar este paso, para “disfrutar de una vivencia inolvidable” alejados del mundo virtual, y para volver a vivir pequeñas experiencias muy gratificantes que les hará “más libres y accesibles hacia sus semejantes”. Para ello, los responsables del centro marbellí ofrecen a sus pacientes la posibilidad de entregar su smartphone en recepción “de forma temporal o durante toda la estancia en la clínica”.

Esta nueva iniciativa esta muy ligada al concepto del ayuno terapéutico cuyo método central lo constituye el equilibrio entre descanso y actividad física, relajación y tensión, contemplación e inspiración. Consecuentemente, el equipo médico busca con el “Digital Deteox” impulsar la curación espiritual y garantizar el reposo ya que la clínica se concibe como un lugar dedicado a la renovación de la energía, la quietud y el encuentro con personas de todo el mundo.

Según un estudio de Apple y Locket, desbloqueamos entre 80 y 100 veces al día nuestro smarthpone para comprobar si hay notificaciones (tweet, mail o whatsapp) o simplemente ver si alguien nos ha etiquetado en Facebook o Instagram. Francia se ha convertido en el primer país del mundo en legislar sobre el tiempo que los empleados dedican al móvil e internet por exigencias de su trabajo. En Alemania, por ejemplo, Volkswagen ya aplica un bloqueo al correo del móvil fuera del horario laboral.

Para ayudar a los pacientes, los terapeutas del centro les acompañarán y apoyarán con pequeñas ayudas y consejos. Buchinger Wilhelmi garantiza con ‘Digital Detox’ un mayor nivel de relax y la adecuada armonización de sus biorritmos. No en vano, tras la estancia, “habrán ganado espacio para la inspiración y la creatividad”.

La desconexión digital es una iniciativa que ha surgido para contrarrestar la excesiva relación con el mundo virtual. En este sentido, esta muy relacionada con la propia filosofia del ayuno que aboga por reducir el estrés que nos ocasiona la permanente relación con las nuevas tecnologías y redes sociales. En definitiva, adoptar un estilo de vida saludable y real, que habíamos casi olvidado.