CCOO denuncia que el SAS cerrará este verano el doble de camas y reducirá un 10% la actividad quirúrgica en la provincia

0
105

CCOO de Málaga denuncia que el plan previsto por el Servicio Andaluz de Salud para este verano supone un punto de inflexión en la política de personal con la vuelta al aumento del cierre de camas hospitalarias y de quirófanos. Este año habrá más cierre de camas, más quirófanos cerrados y menos cobertura de vacaciones para el personal sanitario.

En los hospitales de la capital se clausurarán en estos meses 173 camas, frente a las 95 cerradas en 2017. En el conjunto de los centros hospitalarios de la provincia se cerrarán 311 camas, frente a las 168 del pasado año. En hospitales como los de Ronda y Antequera, los cierres afectarán a una de cada tres camas.

El secretario general de Sanidad de CCOO Málaga, Rafael González, ha señalado en rueda de prensa que este año la situación de la atención sanitaria “va a ser peor” que el pasado año, al cerrarse casi el doble de camas y pasar de un 8% sobre la dotación global, al 14,85 por ciento para el presente año.

González ha explicado también que la actividad quirúrgica va a disminuir este verano, pasando de un 77,24% al 68,20%, como consecuencia del exiguo crecimiento del presupuesto destinado a las vacaciones. También ha señalado que el presupuesto de sustituciones consignado para Málaga no se adecua a las necesidades sanitarias reales de Málaga, que el incremento del 0,7% no es real y además, resulta insuficiente. “Han hecho trampa con las cifras”, ha asegurado, al explicar que el aumento en 1,4 millones de euros para la sanidad malagueña respecto del pasado año no es tal si se tiene en cuenta que incluye el aumento de masa salarial y de plantilla.

CCOO considera que si bien estas reducciones no son tan intensas como las realizadas en 2016 y años precedentes, el SAS ha vuelto a la política del cierre de camas y de quirófanos. “Esto no es lo que Málaga necesita; seguimos ocupando los últimos puestos en todos los parámetros de listas de espera y este presupuesto cicatero va a empeorar todos los capítulos de la sanidad malagueña en años venideros”, según ha señalado el dirigente sindical.

Para el sindicato, el plan de choque prometido para poner todos los recursos de Málaga al 100% tendrá que esperar, como el resto de promesas que han llegado desde la Consejería de Salud. Para CCOO Málaga, la provincia sigue esperando un verdadero plan de inversiones “para que de una vez por todas podamos tener una sanidad pública similar al resto de Andalucía”.