Ciudadanos alerta sobre posibles riesgos en algunas instalaciones deportivas de Marbella

0
116

“La existencia de muros demasiado cercanos a la línea de banda de algunos de nuestros campos de fútbol está poniendo en riesgo la integridad de nuestros jugadores de deporte base”, ha expresado el portavoz de Ciudadanos Marbella, Francisco Gómez, tras las quejas de los usuarios de las instalaciones deportivas municipales.
Hace pocas semanas, un jugador de la categoría juvenil de un equipo de la ciudad se fracturó una mano al chocar contra uno de los muros que rodea la línea de banda del campo del Polideportivo Vigil de Quiñones. No es la primera vez que ocurre un accidente de estas características, ni es el único campo de la ciudad con el mismo problema. Para Gómez Palma, “la defectuosa conservación de instalaciones o materiales y la falta de previsión en seguridad que beneficie a los usuarios de las actividades deportivas son susceptibles de generar responsabilidad y, en este caso, es el equipo de gobierno quién tiene que poner remedio”.
En este sentido, muchos municipios están poniendo soluciones distintas, como la retira de los mencionados muros, que en algunos casos son innecesarios, o la colocación de paneles acolchados que frenan la violencia del impacto, “aunque evidentemente son los técnicos quienes deberán decidir cuáles son las más oportunas”, ha matizado.
Otro de los problemas, más grave si cabe, que denuncia Gómez es la dificultad del acceso a los campos por parte de las ambulancias y el personal sanitario: “La existencia de barreras arquitectónicas, en algunos casos, y la cantidad de coches mal estacionados en los aledaños y accesos a los campos han dado lugar a alguna situación que podían haber tenido un trágico final”, ha descrito en referencia a lo ocurrido el pasado 26 de noviembre cuando, tras un lance del juego, un juvenil quedó tendido en el césped sin conocimiento y sin que pudiera acceder la ambulancia y los servicios sanitarios.
Según el coordinador de Cs, “es necesaria la puesta en marcha de un plan de actuación urgente que conlleve la eliminación y/o adecuación de las barreras arquitectónicas que circundan los campos, así como la revisión y mejora de los accesos de emergencia existentes en varias instalaciones deportivas municipales”.
Gómez ha concluido declarando que, “al deficitario número de instalaciones deportivas hay que sumar su mala conservación, la escasez de inversión en los últimos años y, ahora, el que estos hechos las puedan convertirlas en peligrosas”.