Ciudadanos Marbella pedirá la reapertura de la planta de tratamiento de residuos

0
283

Ciudadanos Marbella pedirá la reapertura de la planta de tratamiento de residuos, tras conocer la intención del ayuntamiento de abrir una planta de transferencia para escombros pese a que hace tan solo unos meses el PP propugnaba la cesión de las instalaciones en precario a la Cooperativa Huerta del Peñón hasta que se pudiera producir la adjudicación definitiva del servicio.

“Con esta enésima contradicción el PP nuevamente demuestra que no es de fiar, ya que cuando está en la oposición dice una cosa y cuando gobierna hace exactamente la contraria”, asegura el portavoz de la formación liberal, Miguel Ángel Hijano, que ha comparecido este sábado ante los medios de comunicación.

Cs Marbella aplaude el intento municipal de resolver el grave problema que supuso el cierre del centro de residuos de Marbella por parte del tripartito sin ofrecer solución alternativa, lo que provocó el incremento del coste del transporte de dichos residuos hasta municipios vecinos como Estepona o Mijas, algo que ya fue denunciado por la formación naranja el pasado junio.

Según se desprende de la información publicada la solución planteada por el PP implicará cambiar unas instalaciones de propiedad municipal de 20.000 m2 y completamente equipadas por una parcela de 10.000 m2 en la que habría que realizar la correspondiente inversión.

“Cambiamos una planta de tratamiento de residuos por una simple planta de transferencia, en una parcela que el Ayuntamiento tiene que ceder a la Mancomunidad, que a su vez la cederá a una empresa privada que será la que finalmente ofrezca el servicio”, apunta el portavoz de Cs en Marbella, quién evidencia que “todavía no se ha dado a conocer en qué condiciones se hace la concesión de esta planta de transferencia”.

La alcaldesa, Ángeles Muñoz ha asegurado que se contará con la experiencia de los ex trabajadores del centro de residuos, algo que supone un nuevo brindis al sol. “Hemos contactado con algunos de los trabajadores y nos afirman que nadie se ha puesto en contacto con ellos, es más, nos dicen que una planta de transferencia para nada necesitará quince trabajadores como ocurría en el centro de residuos, sino que con una plantilla de tres o cuatro personas será más que suficiente”, alerta Miguel Ángel Hijano.

Además, según la información conocida por la formación naranja, la parcela que supuestamente ha sido elegida para establecer la planta de transferencia, y que está situada junto al antiguo centro medioambiental, es de propiedad privada, fruto de un antiguo convenio entre el propietario y el Ayuntamiento de GIL, que cuenta con una sentencia otorgando la titularidad a favor del propietario original por lo que el actual propietario estaría dispuesto a volver a llevar el tema a los tribunales.

“Es hora de que se hagan las cosas bien desde un principio, ya está bien de que se gaste el dinero de los contribuyentes en pleitos e indemnizaciones por no hacer un buen trabajo”, insiste Hijano.