El Hospital Costa del Sol pone en marcha un programa para la prevención e intervención en pacientes con conductas suicidas

0
188

La Unidad de Salud Mental Comunitaria de Marbella-Albarizas (USMC), vinculada a la Unidad de Gestión Clínica de Salud Mental del Hospital Universitario Virgen de la Victoria (HUVV), y su Programa de Enlace en el Hospital Costa del Sol, ha puesto en marcha un programa coordinado internivel (hospitalario-ambulatorio-atención primaria) muy novedoso para la prevención e intervención en pacientes con conductas suicidas, denominado ‘Programa de Prevención e Intervención Intensiva en Conducta Suicida-Programa Cicerón’, diseñado y coordinado por el psicólogo clínico de la USMC de Marbella, Miguel Guerrero.

Se trata de un trabajo que pretende ofrecer la mejor atención sanitaria conjunta a los pacientes con conductas suicidas de este área de influencia. Desde el programa se va a formar y a capacitar a los profesionales sanitarios (médicos/as y enfermería) tanto del Hospital Costa del Sol como del Distrito Sanitario Costa del Sol de Atención Primaria, en la detección y abordaje de la conducta suicida. Para ello, se ha habilitado un circuito específico de derivación, se ha ofertado una intervención psicológica especializada e intensiva durante la crisis suicida y se ha coordinado los distintos dispositivos sanitarios implicados en la atención del suicidio (Hospital Costa del Sol, centros de salud de Atención Primaria, Unidad de Salud Mental Comunitaria y Unidad de Hospitalización de Salud Mental del H.U.V.V de Málaga).

Con este proyecto -iniciado en febrero de este año- se quiere contribuir a dar respuesta a este importante problema de salud en nuestra comunidad en términos de incidencia, mortalidad, morbilidad y sufrimiento y que supone aproximadamente más del 50% de la casuística, tanto de las urgencias hospitalarias, como de los centros de Atención Primaria del Distrito Sanitario Costa del Sol atendidas por este el equipo de profesionales de esta unidad. Coincidiendo con la celebración hoy del ‘Día Mundial para la Prevención del Suicidio’, se ha querido dar a conocer este programa que pretende, además, sensibilizar y concienciar en la lucha contra el estigma asociado a la conducta suicida.

Entre los objetivos fundamentales de este proyecto están el de mejorar la detección de pacientes en riesgo de suicidio, mejorar su asistencia mediante un programa específico con el mejor tratamiento basado en la evidencia y en el menor tiempo posible y prevenir intentos o reintentos autolíticos.

Este programa es un trabajo interdisciplinar en el que intervienen diferentes profesionales especialistas en Salud Mental y coordinados con profesionales de otros dispositivos sanitarios de Atención Primaria, la Unidad de Urgencias del Hospital Costa del Sol y el resto de unidades de hospitalización, cuyos referentes se ha constituido en una mesa de trabajo que ya ha desarrollado el ‘Procedimiento de Prevención y Abordaje de la Conducta Suicida en el Hospital Costa del Sol’ y que entrará en vigor el 1 de octubre.

Las acciones se están llevando a cabo, además, con un abordaje psicoterapéutico focalizado que persigue contrarrestar las ideas suicidas, aliviar el sufrimiento psíquico y reducir la desesperanza que viven estos pacientes. Este programa supone una mejora de la accesibilidad asistencial de los pacientes posibilitando que éstos puedan acceder a cualquiera de los profesionales referentes y estableciendo una vía de derivación específica y protocolizada en demandas urgentes. Dispone, además, de un taller grupal de trabajo psicoterapéutico con un marcado enfoque preventivo y psicoeducativo. Con éste se persigue fomentar las capacidades y habilidades de afrontamiento de los pacientes para la resolución de conflictos interpersonales, elaborar un plan de seguridad personal para prevenir reintentos y tomar conciencia de cuáles son sus factores de riesgo y de protección, entre otros objetivos.

Otro de los pilares fundamentales de este proyecto es la formación docente que tiene como objetivo mejorar la detección y priorización de ‘pacientes vulnerables’ por parte de los profesionales implicados en la atención de la conducta suicida (ideas suicidas y/o intentos de suicidio).

El programa tiene tres grandes bloques: formativo, asistencial y psicoeducativo. En el primer caso, las principales guías de prácticas clínicas y las mejores evidencias destacan que la formación es un pilar fundamental para la prevención. En este sentido, se ha elaborado un programa formativo reglado y acreditado dirigido tanto a los profesionales de atención primaria, como del hospital y también a los residentes (incluido personal asistencial, trabajadoras sociales, y, en general, para aquéllos que trabajan con este perfil de pacientes) y de la propia unidad de salud mental. En esta programación se ha tenido en cuenta temas tan importantes como el estigma u ocultamiento, los sentimientos negativos que generan estas conductas, etc para así derribar mitos que afectan, sobre todo, a la población más vulnerable.

Estas sesiones formativas ya han sido diseñadas y pactadas con la dirección del Distrito Sanitario Costa del Sol y del Hospital Costa del Sol así como los responsables de la unidad de Urgencias para iniciarse en 2019. La programación se llevará a cabo a través de un grupo de formador de formadores tanto en primaria como en el hospital, impartido por el responsable de dicho programa.

Por otra parte, desde el punto de vista asistencial, se ha habilitado en el hospital un circuito específico para pacientes en riesgo grave o extremo de suicidio, que permite una atención más especializada, más accesible y estructurada. Además, en el procedimiento se ha previsto la introducción en el dispositivo de Urgencias y Cuidados Críticos de un sistema informático específico para identificar y registrar a los pacientes que acuden por una tentativa suicida. Se trata de un protocolo que recogerá todas y cada una de las actuaciones de forma estructurada y uniforme, que permitirá le óptima gestión internivel de la asistencia sanitaria y de estudios epidemiológicos tan importantes para avanzar en el trabajo con estos pacientes.

Sobre esta unidad y su trabajo en el Hospital Costa del Sol
La Unidad de Salud Mental Comunitaria Marbella cuyo coordinador es el enfermero especialista en Salud Mental, Emilio Andrade, puso en marcha un ‘Programa de Salud Mental de Enlace del Hospital Costa del Sol’ en el año 2011 compuesto por un equipo interdisciplinar de especialistas en Salud Mental cuyo referente es el psicólogo clínico, Miguel Guerrero. En este programa realizan su actividad de forma presencial de lunes a viernes en horario de 8.00 a 2.00 horas. Este dispositivo que está trabajando en el Hospital Costa del Sol ha cosechado una actividad asistencial muy importante a lo largo de estos años. En concreto, el número total de pacientes con demanda de salud mental atendidos en 2017 es de 587, lo que supone un incremento del 30% con respecto a 2016. En lo que va de año 2018 se han atendido ya a más de 500 personas. La mayoría de la asistencia se lleva a cabo en el dispositivo de urgencias, no obstante, este equipo también trabaja en las unidades de hospitalización donde realizan interconsultas. Su labor ha conseguido una importante reducción del número de traslados al Hospital Universitario Virgen de la Victoria ofreciendo, además, una mejor atención sanitaria y una mayor seguridad para los pacientes.

Desde el punto de vista cualitativo, este equipo ha llevado a cabo grandes proyectos, entre ellos, la actualización del procedimiento de atención al paciente agitado en el hospital (tanto en Urgencias como resto de servicios de hospitalización); la puesta en marcha de un proyecto de investigación sobre suicidio (ya aprobado por la comisión ética y de investigación del propio hospital); el apoyo a la docencia en temas especializados de Salud Mental con la puesta en marcha de programas formativos acreditados para todo el personal del centro hospitalario; la atención a profesionales en plantilla, a través de la unidad de Salud Laboral; y el seguimiento hospitalario de pacientes ingresados en plantas hospitalarias por patologías orgánicas diversas, de pacientes del resto de Unidades de Salud Mental Comunitaria del Distrito Costa del Sol (Fuengirola, Marbella y Estepona).