‘El jefe infiltrado’ sufre una aparatosa caída en Estepona durante la grabación del programa

0
65

En su cuarto día como jefe infilttrado cuando ocurrió algo que no estaba en el guión: se resbaló al correr en la cocina y, al caer, su cabeza impactó contra el suelo. Hubo sangre y puntos. Le ocurrió al último protagonista del programa de LaSexta ‘El jefe infiltrado’. Antonio Portilla, el director general de ventas de la cadena de Hoteles Senator, se encontraba en el restaurante del Senator Banús Hotel, en Estepona, el único cinco estrellas de toda la cadena.

El jefe quiería comprobar si se trataba de una cocina de lujo y si el nivel de exigencia era el adecuado. Sin embargo ocurrió algo que no esperaba. El programa captó el momento de la caída pero sí el momento posterior. Portilla comenzó a sangrar mucho y uno de los trabajadores le ayudó a cortar la hemorragia. Después vieron que le hacía falta puntos.

Al final del programa, cuando volvía a “convertirse” en jefe, se vio que sus heridas todavía no habían curado, y seguía luciendo apósitos y costuras.

Antonio Portilla, ea lo largo del programa visitó varias instalaciones de Andalucía comprobando la labor de diferentes empleados.