El PP de Marbella califica al gobierno del tripartito como el del engaño y la burla a la voluntad de la mayoría

0
116

El concejal del grupo popular en el Ayuntamiento de Marbella, y parlamentario andaluz, Félix Romero, ha asegurado hoy que los siete meses de gobierno del tripartito en el ayuntamiento de Marbella han sido los del engaño y la burla a la voluntad de la mayoría.

Romero, que ha hecho un balance del funcionamiento del ayuntamiento del actual equipo de gobierno, se ha referido a la opacidad con la que actúa el tripartito, que contrasta con las múltiples promesas de transparencia y buen gobierno que propugnaban desde la oposición.

En este sentido ha enumerado algunos de los grandes engaños de los últimos meses: “El primer engaño a los ciudadanos, que mayoritariamente votaron la opción que representa el PP y que vulneraron con la constitución de un ejecutivo artificial de cuatro grupos diferentes”.

Ha recordado la contratación en el ayuntamiento de compañeros de listas por la puerta de atrás o la falta de respeto al principio de proporcionalidad en la representación de las comisiones informativas, que no respeta la misma que en el pleno, donde está proporcionalidad está regulada por ley.

Esta burla alcance su punto álgido en las sociedades municipales, donde todos los grupos tienen un solo representante, con independencia del número de integrantes de los mismos, de tal manera que partidos como IU; OSP o Podemos, con solo dos ediles electos, tienen la misma representación que el PP, con catorce actas de concejal.

Otro de los engaños flagrantes fue el del respeto permanente a la legalidad, y en siete meses han aprobado acuerdos con informes contrarios del secretario municipal además de convocar plenos con dos horas de antelación, en un ejercicio de abuso sin procedentes en los últimos ocho años.

Tampoco responden a las preguntas que dirigimos desde la oposición, ha lamentado el edil, quien ha recordado que desde el PP se reclamó además la publicación en la web municipal tanto de éstas como de las respuestas del equipo de gobierno, que por supuesto también han ignorado.

Mantienen actitudes sectarias dirigidas a acallar al principal grupo del ayuntamiento, ha asevarado Romero, quien ha recordado que solo aceptan llevar dos mociones al pleno de todas las que mensualmente presenta el PP.

En su opinión, estos comportamientos sectarios y oscursos están acompañados de una asuencia total de gestión: los ciudadanos saben que el PP es la única alternativa de buen gobierno y eficacia frente a un tripartito que tiene abandonada una ciudad como Marbella, cuya gestión “claramente” les supera.