El PSOE “sospecha que la deuda municipal de Estepona se está saldando con bienes municipales”

0
116

El PSOE de Estepona ha denunciado en el pleno celebrado ayer que el Ayuntamiento no dispone a la fecha de la aprobación de las cuentas anuales de este ejercicio, de un inventario de bienes de acuerdo con la legislación patrimonial. Por lo tanto se desconoce de forma individualizada cada uno de los bienes y su situación patrimonial.
La portavoz socialista, Emma Molina, ha explicado que al desconocerse con qué bienes materiales e inmuebles cuenta el Ayuntamiento “los datos de la cuenta general no son fiables” y además no se están realizando las amortizaciones, ni las provisiones que establece la ley para poder llevar a cabo su reemplazo.
La portavoz ha comentado durante la sesión que la falta de transparencia sobre los bienes municipales, que recoge el informe del interventor municipal, sustenta la sospecha del PSOE de que el el PP está “malvendiendo el patrimonio municipal para saldar la deuda; una deuda de la que solo se dice que se está reduciendo, pero nunca se explica con qué se está pagando”.

EWtas manifestaciones han molestado al alcalde de Estepona, José María García Urbano, que ante la falta de argumentos para rebatirlas, ha acusado a Molina de ser responsable directa de la deuda del Ayuntamiento. Y sabedor de que durante el pleno se iban a abordar otros asuntos incómodos para él, como la situación del Hospital, ya que miembros de la Plataforma para la Apertura Íntegra del Hospital estaban presentes entre el público y el PSOE iba a plantear una serie de preguntas al respecto, ha provocado la expulsión de la portavoz socialista.
“El alcalde no ha estado a la altura. Ha perdido los papeles señalándome como responsable de la deuda municipal y, preocupado porque tenía que enfrentarse a otros temas para los que no tiene respuesta, ha optado por la vía rápida y me ha expulsado, junto con mi compañero Antonio Benítez de la sesión”, ha explicado Molina.
Otro de los asuntos a los que García Urbano no quería dar difusión es a un reconocimiento extrajudicial de crédito con la empresa Autobuses Ricardo a la que se debía más de 22.000 euros de servicios prestados a Aspandem desde 2011, con un periodo de pago superior a los 3.000 días. “Y el alcalde sigue presumiendo de que reduce los periodos medios de pago”, apunta la portavoz.

Por otra parte, en el pleno iba a plantear que ha quedado también de manifiesto que existe un elevado número de acreedores del Ayuntamiento por valor cercano a los 58 millones de euros. De esta cantidad, 21 millones correspondería a recibos de IBI no cobrados. Según informe del Interventor, el Ayuntamiento de Estepona acumula unos 100 millones de euros por este concepto de los últimos diez años.
Desde el PSOE se iba a reclamar al equipo de gobierno un registro nominativo de estos acreedores, tanto de personas físicas, que a través del empadronamiento sería fácil reclamar, como de personas jurídicas, sociedades mercantiles y administraciones. Molina tenía previsto proponer, antes de ser expulsada, que el Ayuntamiento creara un departamento de recaudación para recuperar estas cantidades que suponen una gran merma para las arcas municipales.

Dejar respuesta