Gibraltar reitera ante un grupo multipartidista de diputados británicos la voluntad de cooperación con España sin ceder un ápice de soberanía

0
157

El Viceministro Principal, Joseph García, ha dicho al grupo de diputados británicos pertenecientes a diversos partidos políticos que Gibraltar no cederá un ápice de su soberanía, jurisdicción y control. Además, abordó directamente los recientes informes de prensa sobre el Aeropuerto de Gibraltar en una cena oficial organizada por el Gobierno para el grupo de diputados.

El Viceministro Principal afirmó que es importante entender que este asunto trasciende la soberanía en sí. “Los símbolos y los componentes del poder son igual de importantes. No puede separarse lo uno de lo otro, especialmente en un contexto de continuas reivindicaciones territoriales por parte de España. En otras palabras, es una contradicción dejar de lado la soberanía por una parte y a la vez intentar hacer avanzar los símbolos de la soberanía por otra.”

García dejó claro que las líneas rojas del Gobierno de Gibraltar y del Gobierno de España son bien conocidas. Sin embargo, argumentó que existía suficiente espacio entre esos conjuntos de líneas rojas para buscar una cooperación positiva con soluciones prácticas y modernas que no traspasen ninguna de ellas.

El grupo conformado por diversos partidos políticos incluía al diputado conservador Robert Goodwill, a la diputada laborista de asuntos exteriores de la oposición Liz Mclnnes, al diputado liberal demócrata y portavoz para la Salida de la Unión Europea Tom Brake, al diputado laborista perteneciente al Comité Especial de Asuntos Exteriores Mike Gapes y al miembro de la asamblea de Irlanda del Norte William Humphrey del partido Democrático Unionista (DUP).

El Viceministro Principal afirmó que el Gobierno de Gibraltar sigue listo para interactuar con España, en calidad de vecino inmediato, de forma positiva y constructiva a medida que se prepara para salir de la Unión Europea. Comentó que ya existe un grado de prosperidad compartida entre Gibraltar y la región vecina de España, destacando los 13.000 trabajadores transfronterizos, los 90 millones de libras anuales que gastan los residentes gibraltareños en España y los 400 millones de libras anuales que los negocios gibraltareños compran de empresas españolas. También destacó que existía margen para una prosperidad compartida aún mayor a través de una frontera fluida, que redunda en el interés de todos. Hizo hincapié en que esa fluidez debería extenderse a los residentes y a los ciudadanos en general, no solo a los trabajadores.

García urgió a los diputados a garantizar que la postura de Gibraltar quedaba protegida en el proceso de salida de la Unión Europea. Afirmó que Gibraltar ha sido británico durante más de 300 años, más tiempo del que llevan existiendo Estados Unidos, Alemania e Italia. “En ese periodo, hemos madurado al amparo de los valores, las tradiciones y el estilo de vida británicos. Hemos aprendido algunas lecciones extremadamente bien. Una de esas lecciones es no ceder nunca ante los abusones. Y pueden tener por seguro que nunca lo haremos”.

En su respuesta en nombre de los invitados, el diputado laborista Mike Gapes agradeció al Gobierno la organización de la visita a Gibraltar y dejó claro que su grupo había entendido correctamente las preocupaciones expresadas, que ahora trasladarían de vuelta a Westminster. Reiteró el apoyo de los diversos partidos políticos del Reino Unido a la causa de Gibraltar.