La Mesa de Sequía del Campo de Gibraltar acuerda permitir el uso de piscinas colectivas en los municipios que cumplan con las limitaciones de 200 l/htes/día

0
140
.

Tras las pasadas precipitaciones y ante la necesidad de evaluar la situación actual en relación a las reservas hídricas existentes en el Campo de Gibraltar, así como el resultado de las medidas adoptadas en la última sesión de la Mesa de Sequía comarcal, celebrada el de pasado 21 de febrero, el nuevo encuentro ha venido caracterizado por la definición de un nuevo escenario que, manteniendo la necesaria y responsable contención del uso de agua en la comarca, viene marcado por los acuerdos establecidos por el Comisión de gestión de la Sequía de la demarcación hidrográfica de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas, cuya reunión tuvo lugar el pasado de 9 de abril de 2024.

Los participantes en la Mesa de Sequía han conocido la actual situación de los embalses del Campo de Gibraltar que, a día 15 de abril de 2024, representaba un 38,41% en el caso de Charco Redondo y el 51,11% para el caso de Guadarranque) escenario hídrico determinante para que el territorio pase a una situación de escasez severa, en la que sigue siendo necesario el control y las restricciones en el consumo, junto a una actitud responsable por toda la ciudadanía.

Los acuerdos adoptados por la Comisión de Gestión de la Sequía, que estarán plenamente en vigor tras su publicación oficial, y hoy trasladados a la Mesa Comarcal, conllevan cambios en las medidas adoptadas desde la última reunión, estableciéndose para el uso urbano, una modificación en el volumen de agua suministrado en los depósitos de cabecera de los distintos municipios, que se verá ampliado de 160 litros/habitante/día a 200 litros/habitante/día, calculándose la población afectada de cada municipio en función de la población real existente. En este sentido, y ante proximidad del período estival, la medida afectará directamente al uso de piscinas de uso colectivo que estará permitidas, previa solicitud y autorización, que quedará supeditada a que el municipio donde estén ubicadas cumpla con la dotación permitida (200 litros/habitante/día). Igualmente, se permitirá el uso de duchas en instalaciones deportivas públicas, no estando autorizadas su uso en las playas. En el caso de riegos y baldeos permanecerán prohibidos, permitiéndose sólo los riegos de subsistencia en el caso de especies protegidas.

Con respecto a los usos industriales, que se encontraban con un 20% de reducción, tendrán una limitación del 10% sobre el volumen base calculados según el contenido del artículo 5.1 del decreto-ley 2/2024, de 29 de enero.

Por último, en el caso de los usos agrarios, el volumen de riego para el año hidrológico quedará reducido a un máximo de 4 hectómetros cúbicos, aplicándose a partir del mes de junio.

Finalmente, la Mesa de la Sequía acordó mantener una nueva reunión a principio del mes de junio, con el objetivo de valorar nuevamente el escenario hídrico al que se enfrenta la comarca con anterioridad a la llegada del verano y, en su caso, proceder a la adopción de nuevas medidas si fuesen precias.