La supervivencia al cáncer de cuello de útero supera el 90% si se detecta a tiempo

0
135

“En España se diagnostican aproximadamente 2.000 casos de cáncer de cuello de útero cada año, pero tienen un 90% de supervivencia si se detectan a tiempo”, advierte el doctor Andrés Carlos López Díaz, jefe del servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Quirónsalud Málaga. Por ello, cada 26 de marzo se celebra el Día Mundial contra el Cáncer de Cuello de Útero con el fin de alertar y concienciar sobre la importancia de la prevención y el diagnóstico precoz de esta enfermedad mediante controles ginecológicos regulares y el uso de protección durante las relaciones sexuales, entre otros aspectos.
Diagnóstico precoz
“El diagnóstico precoz es imprescindible”, comenta el doctor José Amores, co-responsable del servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Quirónsalud Marbella. Cuando se detecta en un estadio temprano, la tasa de supervivencia es del 90 %. Sin embargo, “solo un 46% de los cánceres de cuello uterino son diagnosticados prematuramente”.
La causa fundamental es la infección por alguno de los virus oncogénicos de la familia del virus del papiloma humano (VPH). Tras la infección y su posterior cronificación, generalmente hay una larga evolución hasta la aparición de la lesión pre-maligna y el desarrollo del cáncer invasor. Por ello, “tanto la prevención como la detección precoz son las mejores armas para el tratamiento y erradicación de este cáncer”, expone el doctor Amores.

-La citología y la colposcopia
La principal fuente de prevención y diagnóstico precoz del cáncer de cuello uterino es la realización de pruebas de detección para encontrar el virus antes de que se torne en un cáncer invasivo. La citología y la colposcopia son la mejor manera de poder anticiparse al cáncer y poder actuar antes de que aparezca.
La citología permite detectar células anormales en el cuello uterino a través del raspado del cuello de útero. Estas células recogidas se examinan en el laboratorio bajo un microscopio para estudiar si existen anomalías.
Por otra parte, la colposcopia, que se considera el segundo paso de cribado precoz del cáncer de cuello de útero, tras la citología cervical, permite ver de forma ampliada la superficie del cuello del útero o cérvix. También permite tomar biopsias de las zonas sospechosas para estudiarlas posteriormente o para extirpar dichas lesiones.
“Para evitar el cáncer de cuello uterino, bastaría con someterse a un examen de forma periódica”, asegura el doctor Andrés Carlos López. Esta enfermedad “afecta, sobre todo, a mujeres entre los 30 y los 45 años. Por ello, es necesario realizarse una citología regularmente a partir de esa edad, para prevenir y detectar a tiempo el desarrollo de un posible cáncer”.

-Principal factor de riesgo: infección del virus del papiloma humano
“El factor de riesgo más importante para el cáncer de cuello uterino es la infección del virus del papiloma humano, pues casi el 100% de estos cánceres son causados por el VPH”, indica el doctor López Díaz. La infección por VPH es común y, en la mayoría de las personas, el organismo puede eliminarla por sí mismo, aunque algunas veces ese problema se vuelve crónico. “Una infección crónica, especialmente cuando es causada por ciertos tipos de VPH de alto riesgo, puede eventualmente causar ciertos cánceres, como el de cuello uterino”, ha alertado el especialista.
Para prevenir el VPH, la principal causa del cáncer de cuello de útero, los expertos recomiendan la vacuna a todos los niños y niñas entre los 11 y los 12 años, así como el uso del preservativo durante las relaciones sexuales para evitar el contagio.
Además, existen otros factores que potencian la aparición del cáncer. “El tabaquismo, la inmunosupresión, la alimentación con pocas frutas y verduras y el sobrepeso también pueden favorecer la aparición de esta enfermedad. Evitándolos, disminuimos en gran medida el riesgo de padecerlo”, aconseja el ginecólogo.