Ojén aprueba un presupuesto de 4,6 millones € con un superávit inicial de casi 180.000 €

0
201

El Pleno del Ayuntamiento de Ojén, reunido ayer en sesión ordinaria, ha aprobado con los votos a favor del PSOE y la abstención del resto de concejales, los presupuestos del ejercicio 2018, cuya cuantía asciende a 4.662.545,86 euros.

Con un importe similar al del año en curso, las cuentas presentan un superávit inicial de 178.751,27 euros que tiene como finalidad “dar cumplimiento a los objetivos de estabilidad presupuestaria, regla del gasto y deuda pública”, según ha expuesto el concejal de Hacienda, Diego Santos, en su intervención.

De igual modo, cabe destacar que no existe ningún préstamo pendiente de devolución, ni se prevé formalizar operaciones de crédito en 2018. Según el alcalde del municipio, José Antonio Gómez, “esto ha sido posible gracias al enorme esfuerzo de contención del gasto que hemos alcanzando, a la vez que mantenemos el nivel de prestación y atención a los vecinos”.

Para la elaboración de estos presupuestos se han examinado las tendencias de recaudación de ejercicios anteriores y se han ajustado las previsiones de ingreso de los diferentes conceptos a la evolución de la economía. Asimismo, los gastos están motivados y son acordes con los datos económicos que se han barajado años atrás. En este sentido, Santos ha especificado que “se ha incluido la previsión de subida salarial anunciada por el Gobierno central, por si finalmente se materializa con la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2018”.

Bonificación de la plusvalía
Por otro lado, el Pleno del Ayuntamiento de Ojén ha aprobado por unanimidad modificar la ordenanza que regula el impuesto de plusvalía para permitir su bonificación para los supuestos en los que trate de adquisiciones mortis causa de descendientes, ascendientes y cónyuge. Esta bonificación será gradual en función del valor del terreno adquirido.
De este modo, se aplicarán bonificaciones en la cuota del impuesto en las herencias de la vivienda habitual del fallecido mediante la aplicación de los siguientes porcentajes: 95% si el valor catastral es inferior o igual a 150.000 euros; 50% si es superior a 150.001 e inferior o igual a 200.000; y del 20% si es superior a 200.001 e inferior o igual a 250.000.

Además, entre los requisitos se encuentra que la vivienda en cuestión haya sido la residencia habitual del causante al menos en los dos últimos años, salvo casos excepcionales de cambio de vivienda por enfermedad grave o discapacidad, que debería ser acreditado por los Servicios Sociales.

“El Ayuntamiento está en condiciones de ofrecer esta bonificación a los vecinos ya que su impacto en la recaudación será de escasa cuantía”, ha recalcado el concejal de Hacienda, a lo que añade que “la situación económica de este Consistorio, con superávit en los últimos ejercicios y un remanente de tesorería positivo, hace posible que podamos bajar, una vez más la fiscalidad”, como ya se hiciera en años anteriores con el IBI o la tasa de basura.

Techo de gasto
Igualmente, el Pleno ojeneto ha debatido una moción de urgencia presentada por el Grupo Municipal Socialista solicitando al Gobierno de España revisar y adecuar la regla de gasto a las necesidades de los servicios públicos que prestan los ayuntamientos, así como eliminar los límites impuestos por el Gobierno para que las Entidades Locales, siempre y cuando tengan las cuentas saneadas, puedan destinar el superávit que generen en cada ejercicio presupuestario a promover los programas y servicios que demanda la ciudadanía, como políticas sociales, de empleo, de igualdad o juventud entre otras.

Además, se ha pedido la regulación de la tasa de reposición de los efectivos en la Administración Local, de manera que alcance en los servicios de interés prioritario el 150% y en el resto de servicios municipales el 100%.

“Nuestros presupuestos podrían ser mejores si no estuviéramos tan limitados por el techo de gasto. Es algo injusto, al menos para los que, como Ojén, cumplimos”, ha lamentado el regidor ojeneto, haciendo hincapié en que “no queremos gastar más de lo que tenemos, sino destinar lo que tenemos al beneficio de los vecinos”.

La moción ha sido aprobada con los votos a favor del PSOE, tres votos en contra del PP y una abstención de la concejala no adscrita.