Podemos Marbella pide someter a debate ciudadano el nuevo POTCSO

0
283

La formación morada denuncia el enfoque inicial dado por parte del equipo redactor, ignorando las necesidades y carencias que arrastran Marbella y toda la Costa del Sol en su conjunto.

En la rueda de prensa celebrada este martes han comparecido la edil opositora Victoria Mendiola y la arquitecta y urbanista Carola Herrero, como miembros del grupo de trabajo de Urbanismo y Medio Ambiente del grupo municipal CSSP.

Tras el primer encuentro en Ojén organizado por la Junta de Andalucía el pasado enero, y tras haber organizado en Marbella un primer debate ciudadano sobre el borrador del POTCSO (Plan de Ordenación Territorial de la Costa del Sol Occidental), Podemos Marbella-San Pedro hace públicas las conclusiones sobre la repercusión que tendrá en el Municipio .

Podemos destaca la falta de participación ciudadana y toma de contacto inicial con los municipios durante esta fase previa, lo que hubiese permitido la inclusión de multitud de carencias y necesidades a las que históricamente no se han dado solución y, que nadie mejor que las personas que habitan los municipios de la costa conocen y padecen diariamente:

Sin soluciones a falta de acceso a la vivienda, debido al incremento en los precios de alquiler causados por la proliferación de los alquileres turísticos sin regular.
Sin soluciones alternativas al turismo que eviten la expulsión masiva de nuestros jóvenes.
Sin soluciones a los problemas de movilidad existentes en toda la costa, condicionados al utópico rescate de la AP-7 en manos de FERROVIAL. Sin plantear la conexión con la Universidad, el Parque Tecnológico, los Hospitales y entre los distintos núcleos poblacionales.
Sin soluciones de re-equipamiento vital que cubra las tan demandadas necesidades de la población: colegios, institutos, centros de salud, complejos deportivos, residencias de mayores, escuela de idiomas, palacio de justicia etc…
Podemos afirma que mientras que en otros países europeos la participación ciudadana se entiende como un proceso colaborativo y vinculante en los conceptos fundamentales a la hora de elaborar documentos de estas características, aquí la Junta de Andalucía parece que sólo entiende la participación como concepto de mero trámite informativo, cuando no de reivindicación ciudadana.

“Con el nuevo POTCSO hay tanto en juego para las personas residentes afectadas que hurtar su debate ciudadano sería tal escándalo que deslegitimaría a cualquier político”.

La formación morada ha destacado las siguientes demandas ciudadanas que fueron transmitidas en el primer encuentro de Marbella:

Proteger el territorio de operaciones inmobiliarias especulativas, centrando los esfuerzos y la planificación en atraer inversiones de otros campos como la enseñanza, las nuevas tecnologías, las energías renovables y la investigación.
Proteger los enclaves naturales interiores y del litoral, para evitar su destrucción en nombre del desarrollo turístico se destruirse, como la desprotección de zonas de Sierra Bermeja en Estepona, que en anterior POT sí que estaban protegidos.
Resolver el último debate abierto con la movilidad interna en toda la Costa sobre las opciones del tren: alta velocidad, cercanías de una ó dos vías, metro.
Solucionar la regeneración definitiva de las playas.
Preservar la calidad medioambiental, a pesar del crecimiento previsto, con producción de energías renovables y el objetivo de un balance energético cero en la Costa del Sol.
“Con estos planteamientos iniciales del POTCSO ¿por qué intereses apuesta la Junta de Andalucía realmente? … ¿en diseñar y reservar el espacio apropiado para cubrir esas carencias en los municipios … o en atender exclusivamente los intereses y demandas de los grandes inversores inmobiliarios que no repercuten en el bienestar de la población?”. Se pregunta, Victoria Mendiola

Mendiola y Herrero han destacado la responsabilidad que tiene el Ayuntamiento de Marbella, a través de la Delegación de Ordenación del Territorio, que debería habilitar un área de información y acceso en distintos formatos a los procedimientos urbanísticos en proceso y promover así la participación colaborativa de todas aquellas personas, colectivos y profesionales interesados en conocerlos, resolver sus dudas y hacer sus aportaciones para que puedan ser debatidas e incorporadas de manera vinculante.

Podemos lamentaría que –una vez más– la participación ciudadana se deba encauzar vía alegaciones, y en el peor de los casos por contenciosos judiciales que al final resultan en sentencias anulatorias, demostrando que los procesos no han sido los adecuados porque se han hecho a espalda de la ciudadanía.

Desde Podemos destacan la importancia del acceso a toda esta normativa urbanística –ahora en trámite– y que afecta al futuro desarrollo de Marbella y toda la Costa: