Quirónsalud Málaga se une al Día Mundial contra el Cáncer con la celebración de la I Jornada de Oncobelleza

0
234

Cada 4 de febrero se celebra el Día Mundial contra el Cáncer, cuya “incidencia en los últimos cuatro años en España ha aumentado un 12%, debido al envejecimiento poblacional, la exposición a factores de riesgo (tabaco, alcohol, obesidad, sedentario) y la detección cada vez de tumores más pequeños, aunque también cada vez más curables gracias al diagnóstico precoz”, apunta el doctor José Antonio Ortega, jefe del servicio de Oncología del Hospital Quirónsalud Málaga y Marbella.
El estilo de vida es un factor determinante en la enfermedad, y también en la aparición del cáncer, de forma que “4 de cada 10 cánceres se pueden evitar modificando nuestro estilo de vida y evitando factores de riesgo como el tabaco y el alcohol”, advierte el oncólogo. Además, se trata de una enfermedad que afecta, directa o indirectamente, a la mayoría de la población, ya sea por uno mismo o por personas cercanas, que trastoca en gran medida los aspectos esenciales de la vida: el psicológico, el laboral, las relaciones personales, la familia… y, ante esto, hay que aprender a adaptarse.
Por todo ello, y coincidiendo con el Día Mundial contra el Cáncer, el Hospital Quirónsalud Málaga ha acogido el lunes 4 de febrero la I Jornada de Oncobelleza, un encuentro abierto a todos los interesados con el objetivo de compartir herramientas que puedan contribuir a mejorar el día a día de aquellas personas afectadas directa o indirectamente por esta enfermedad.
Durante toda la tarde se han expuesto cuestiones relacionadas con la nutrición, la medicina estética, la piscología, el deporte y el papel que desempeñan a la hora de mejorar los aspectos físicos y emocionales cuando se sufre esta enfermedad. Han participado profesionales y especialistas en diferentes materias relacionadas con esta dolencia, entre los que se encuentran Miguel Marcos y José Antonio Ortega, Director Médico y Jefe de Oncología del Hospital Quirónsalud Málaga, respectivamente; Victoria Cerezo, psicóloga de la Asociación de Mujeres Operadas de Cáncer de Mama, Asamma; Pedro Luis Pérez Frías, nutricionista, y Carlos Pérez Frías, entrenador personal; Fernando Rueda, gastrónomo, y Sergio del Río, chef del restaurante Óleo; Angie Bech, especialista del servicio de Dermatología y de la Unidad de Medicina Estética del Hospital Quirónsalud Málaga; y participantes en el Reto Pelayo Vida, como Yolanda Preciado, Mª Ángeles Santiago y Susana Laguarda, ejemplos de superación y de actitud positiva.
El doctor José Antonio Ortega, jefe del servicio de Oncología del Hospital Quirónsalud Málaga, ha comenzado hablando sobre la importancia de prevenir la enfermedad a partir de una vida sana y equilibrada, evitando vicios y sustancias tóxicas como el tabaco o el alcohol. “El tabaco es la causa prevenible más importante en el desarrollo del cáncer, aproximadamente un 60% de los casos de cáncer podrían estar relacionados con el tabaco, está implicado en 15 tipos de cáncer de diferente localización y el cáncer de pulmón, si todos dejásemos de fumar, sería anecdótico”. Además, el tabaco, y también el alcohol, actúa como factor de riesgo “no sólo sumatorio, sino multiplicador, del riesgo de cáncer”, ha sentenciado.
La doctora Victoria Cerezo, psicóloga de la Asociación de Mujeres Operadas de Cáncer de Mama (Asamma), ha compartido cómo afrontar la vida, a través de la resiliencia, tras el diagnóstico de un cáncer. La resiliencia es la capacidad de resistir y rehacerse frente a las adversidades de la vida, así como de recuperarse y mantener una conducta adaptativa después de un problema. Y es que, según la psicóloga de Asamma, “saber adaptarse a la situación, produce un mayor apoyo social percibido y una mejor calidad de vida, origina una influencia positiva en el ajuste psicológico y el afrontamiento de los efectos secundarios y crea una mejor adherencia al tratamiento farmacológico, mejorando la salud mental del paciente”.
Posteriormente, los hermanos Carlos y Pedro Pérez Frías, han aconsejado sobre los hábitos de vida saludables, especialmente en los casos de personas con cáncer. “Se ha demostrado que el ejercicio tiene un efecto preventivo sobre el riesgo de padecer cáncer, además de que ayuda a tolerar los efectos de la quimioterapia”, explica Carlos, mientras que Pedro argumenta que “la práctica de actividad física es segura durante y después de los tratamientos de cáncer y mejora la función física, la calidad de vida y la fatiga asociada”.
Sergio del Río y Fernando Rueda han presentado el libro Cocina con conciencia contra el cáncer y han explicado a los asistentes cómo se realiza el menú saludable que aparece en el manual.
La doctora Angie Bech, especialista del servicio de Dermatología y de la Unidad de Medicina Estética del Hospital Quirónsalud Málaga, ha aconsejado sobre los cuidados básicos y esenciales cutáneos en pacientes oncológicos. “El principal cuidado de la piel se basa en limpieza e hidratación profunda, lavado de manos antes de la aplicación de cosméticos, duchas cortas con temperaturas templadas, uso de gel con ph 5.5 y un buen secado”, enumera.
“La estética oncológica se ocupa de los cuidados estéticos, de la imagen personal y del bienestar que se pueda proporcionar al paciente oncológico antes, durante y después de las terapias oncológicas” ha dicho, y por ello, también ha explicado lo que no se debe hacer cuando uno se encuentra en tratamiento. “Debemos evitar utilizar útiles y productos que puedan dañar o erosionar la piel como limas, esponjas, exfoliantes o aceites puros, evadir la luz ultravioleta, ya sea natural o artificial y no utilizar técnicas, sustancias, o equipos que sean abrasivos con la piel, como técnicas de fotodepilación o electroestéticas”, aconseja.
Para finalizar el encuentro, Yolanda Preciado, Mª Ángeles Santiago y Susana Laguarda, participantes del Reto Pelayo 2016, han relatado su experiencia con el fin de divulgar los beneficios de realizar ejercicio físico durante y después del tratamiento de cáncer, dando un mensaje de esperanza, ganas de vivir, superación personal y autoestima.