Vithas Málaga acoge un curso de RCP neonatal en colaboración con el Hospital St. Bernard de Gibraltar

0
178
.

La asfixia perinatal es la causa principal que condiciona la necesidad de reanimación cardiopulmonar del recién nacido en el momento del parto. Aproximadamente, un 6% de los recién nacidos, porcentaje que se eleva hasta alcanzar el 80% en los niños prematuros, precisan reanimación en los minutos inmediatos al nacimiento.
En un número importante de estos pacientes se consigue una adecuada reanimación con procedimientos sencillos, precisando intubación endotraqueal en tal solo un 2% de ellos y, en un menor porcentaje aún, la administración de otro tipo de medicación.
Por este motivo, la Unidad de Pediatría y Neonatología del Hospital Vithas Málaga lleva a cabo desde hace varios años diversos cursos de RCP avanzada, con el objetivo el aportar a sus profesionales los conocimientos y las destrezas necesarios para poder realizar una primera atención cualificada de la parada cardiaca. Y es que la Unidad Neonatal del hospital malagueño, liderada por el Dr. Enrique Sánchez Martínez, está catalogada como UCI nivel IIIB, calificación que le permite asumir pacientes prematuros desde la semana 23 de gestación al disponer de cirugía neonatal inmediata gracias a la presencia de un neonatólogo las 24horas del día.
La última de estas formaciones se ha realizado en colaboración con el área de neonatología del Hospital St. Bernard de Gibraltar, dirigida por la Dra. Lorena Soler Casale. El acuerdo existente entre ambos centros ha permitido ya en varias ocasiones ofrecer una rápida respuesta ante situaciones de excepcional complejidad.
En esta ocasión la neonatóloga acudió a la sesión formativa con un simulador de última generación (Baby Paul High Emotion Simulation), el cual permite practicar situaciones en tiempo real de patologías que pueden presentarse a diario en una UCI neonatal.
“En este curso participaron los 15 pediatras de la Unidad de Pediatría y Neonatología de Vithas Málaga, y ha servido para poner en práctica casos clínicos reales de gran estrés y actuar así de manera coordinada entre el equipo médico y enfermería. Dicho de otro modo, el objetivo de estos cursos es aprender a actuar de manera mecanizada sin dejar nada al azar” concluye el doctor Enrique Sánchez.