Vithas Xanit celebra el Día Mundial del Asma con la campaña #soplaporelasma

0
84

Con motivo del Día Mundial del Asma, que se celebrará este martes, el Hospital Vithas Xanit Internacional, perteneciente al grupo sanitario Vithas, junto con la Fundación AstraZeneca se une a la campaña #soplaporelasma. Según nos informa el Dr. Gustavo de Luiz, jefe del Servicio de Neumología del Hospital Vithas Xanit Internacional, un 10% de los niños con edades comprendidas entre los 6 y los 14 años padece esta patología y entre un 4 y un 5% de los adultos.
A través de esta iniciativa se colocará en el hall del hospital un stand informativo el miércoles día 2, donde además de ofrecerse información de cómo combatir las crisis o información para concienciar sobre la enfermedad, se les invitará también a participar en la iniciativa #soplaporelasma, que consiste en ofrecerles un pompero, “soplar por el asma” y hacerse una foto y compartirla en Twitter, Instagram o Facebook, enviando un mensaje de apoyo a los pacientes que sufren asma.
El asma es una enfermedad crónica producida por una inflamación de los conductos que transportan el aire desde el exterior a los pulmones, conocidos como bronquios. El curso de la enfermedad es variable, alternando periodos sin síntomas y periodos con molestias más o menos intensas y sus síntomas más comunes son disnea (sensación de no poder respirar), episodios de tos seca, sibilancias y opresión torácica.
Con respecto a los factores que pueden ocasionar asma, hay que aclarar que para padecer asma se debe de tener una predisposición genética, además de haber estados expuesto a diferentes estímulos medioambientales como humo del tabaco, contaminación medioambiental, alérgenos, infecciones, obesidad y atopía, siendo esta última la predisposición o facilidad que tiene una persona de desarrollar alergia a diferentes sustancias a lo largo de su vida.
Además de los fármacos prescritos es esencial identificar y evitar los desencadenantes de las crisis: agentes irritantes (evitar los humos de la cocina, productos de limpieza, pintura reciente o el tabaco), ácaros, epitelio de animales, pólenes, hongos e incluso algunos pacientes pueden tener crisis de asma desencadenadas por ciertos medicamentos.
Según nos explica el Dr. Gustavo de Luiz una de las pruebas más usadas para diagnosticar y valorar el grado de control del asma es la espirometría. “La espirometría consiste en una espiración de todo el aire en el menor tiempo posible. Esta sencilla prueba mide los valores del flujo y los volúmenes puLmonares para que podamos compararlos con los que el paciente debería tener dependiendo de su edad, talla y peso”, explica y añada que “aunque esta patología actualmente no tiene cura, sí que puede prevenirse y tratarse de manera eficaz si la detectamos a tiempo. Es importante dejar de fumar y adoptar hábitos saludables para prevenir esta patología y, por supuesto, consultar con un especialista ante cualquier síntoma”